2019. El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha propuesto en el Congreso la declaración de 2019 como Año Internacional del Español al que la oposición ha reprochado que no se cuente para el plan global del español con el resto de países hispanoamericanos.

El ministro ha comparecido a petición propia y de Ciudadanos en la Cámara Baja para presentar en la Comisión de Cultura el programa El español, lengua global, un proyecto de Estado dirigido a su promoción como herramienta de oportunidades y lengua del conocimiento de 570 millones de hablantes.

Un plan que fue presentado por el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, el pasado 24 de enero y que contempla la creación de un programa Erasmus iberoamericano, la designación de «embajadores» del español y desgravaciones fiscales de hasta un 90 % para su promoción.

«¿Por qué se ha presentado ahora el plan? Era el momento para hacerlo porque tenemos un desafío que es el brexit, donde una gran potencia con una lengua dominante va a salir de la UE y otros mandatarios hablan de poner lo mío lo primero»”, ha argumentado el ministro.

También ha recalcado la ocasión que supone la revolución digital, ante la que «la universalización del conocimiento tiene la oportunidad de hacerse en español; no lo dejemos a otras lenguas».

El ministro ha dicho que no se trata de un proyecto para potenciar la cultura española, como ha asegurado la oposición, sino de la cultura «en español» y ha insistido en que no es un plan excluyente: «El mundo iberoamericano está llamado a participar y contribuir de una forma decisiva».

«Esta opción no es excluyente. No es una apropiación de España del español o la cultura en español», ha destacado Méndez de Vigo, que ha enfatizado que el programa está abierto a todas las instituciones.

Asimismo, ha defendido que el desarrollo de este proyecto dependa del Alto Comisionado para la Marca España y Promoción del Español, que ha reformado su nombre para esta labor, y ha explicado que «no hay que crear instituciones, a no ser que sea estrictamente necesario», por lo que pretenden aprovechar la existencia de una estructura ya existente.

 

 

 

 

Deja un comentario